Antes de que pudiera materializarse la revolución informática de finales del siglo XX fue necesario superar una gran variedad de retos tecnológicos. No solo había que bajar el precio de partes cruciales como monitores, procesadores y memoria, también era necesario que los computadores fueran accesibles y fáciles de usar para cualquier persona. Uno de los grandes avances que permitieron superar este último desafío fue la invención, masificación y evolución del ratón o ‘mouse’, un dispositivo que desde hace casi exactamente 30 años llegó a nuestras vidas, al parecer, para quedarse.

Todo comenzó en la década de los 60, cuando Doug Engelbart y su equipo del Stanford Research Institute necesitaban encontrar una mejor herramienta para controlar sus computadores. Después de evaluar varios diseños, el ratón que conocemos hoy en día ganaba en cada una de las pruebas, así que el Doug lo adoptó y lo mostró en público en San Francisco durante una presentación en 1968. Aunque el ratón estaba listo para el estrellato, los computadores personales se demorarían más de una década en llegar al mismo punto.

Por eso muchos consideran que el verdadero debut del ratón fue el 27 de abril de 1981, cuando salió al mercado el computador Xerox Information System (también conocido como el Xerox Star). Este aparato costaba alrededor de 20.000 dólares (35’000.000 de pesos), cosa que lo sentenció a ser un fracaso absoluto en ventas, pero fue el primer computador en incluir de fábrica un ratón, algo que es un estándar en la industria hasta el día de hoy.

Sin embargo, gracias el desastre del Xerox Star el ratón no habría despegado si no fuera por la masificación que le dio Apple al incluirlo en su Macintosh, uno de los primeros computadores personales con costos que podían ser asimilados por consumidores promedio. El éxito del ratón entre las masas fue inmediato y por ello Microsoft, IBM y todas las demás compañías de computadores y software siguieron el ejemplo de Apple y convirtieron al ratón en una parte vital de los productos que vendían.
Un roedor inmortal.

Más allá de su aceptación entre las grandes compañías tecnológicas durante el amanecer de la era informática, 30 años después de su llegada el ratón sigue siendo una parte intrínseca del uso de los computadores. Como lo anota Live Sciene, es difícil digerir que en este mundo –donde cada año sale una tecnología que hace obsoleta a la del año anterior– existe un producto que ha sobrevivido desde la prehistoria de la industria. Con un poco de análisis es fácil ver por qué sobrevive en lugar de pasar a mejor vida como otras tecnologías ochenteras.

“El ratón fue revolucionario porque estaba dirigido no hacia expertos, sino hacia novatos, lo que amplió la idea misma de ‘quién usa un computador’”, dijo Ken Perlin, profesor del laboratorio de investigación de la Universidad de New York a Live Science. “El fácil aprendizaje, simplicidad de uso, ergonomía inherentemente buena y el hecho de que uno no tiene que quitarle los ojos a la pantalla para usarlo, también son las razones de su larga perduración”.

Incluso hoy, con pantallas táctiles en todos lados, giroscopios, acelerómetros, detectores de movimiento y métodos de interacción que hace apenas 5 años estaban más cerca de la ciencia ficción que de los almacenes (como Kinect), no se ve un claro heredero del ratón. Puede que sea más natural usar una pantalla táctil o más divertido usar Kinect, pero nada logra el equilibrio perfecto de precisión, rapidez, versatilidad y facilidad que caracteriza al ratón. Mucho menos si es un ratón de última generación, con precisión milimétrica, ruedas, varios botones programables, etc.

A pesar de que han pasado tres décadas e incontables retadores han tratado de robarle su trono, el ratón continúa siendo el rey de los métodos de interacción entre computadores y humanos. Puede que no dure 30 años más, pero a corto y mediano plazo no se ve un sucesor evidente. A estas alturas el ratón es, después del perro, el mejor amigo del hombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: